LA JORNADA DE SANTO DOMINGO

LOS GRANDES LAGOS DE EE.UU. VUELVEN A SER UNA RUTA CLAVE PARA EL COMERCIO MARÍTIMO MUNDIAL

Internacionales 01 de agosto de 2022 Margarita Victorino Margarita Victorino
1559a5ce599105a2b3d73fc51aee6591
Puerto en los Grandes Lagos.

El lago Erie, uno de los cinco cuerpos de agua dulce que conforman el sistema de los Grandes Lagos a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y Canadá, puede no parecer una solución para los problemas actuales en la cadena de suministro de Estados Unidos.

Pero, según el periodista de la BBC Stephen Starr, podría ser exactamente eso: una solución.

Conectado con el Océano Atlántico a través de un sistema de canales y esclusas, el puerto de Cleveland es uno de varios centros de envío de los Grandes Lagos que actualmente vive un resurgimiento.

El año pasado, la carga total manejada por el puerto aumentó 69% con respecto a 2020.

Y las cifras de tonelaje de abril duplicaron las del mismo mes de 2021.

"Estamos recibiendo muchas más llamadas de personas (transportistas y propietarios de carga) que normalmente no querrían usar un puerto interno más pequeño para mover su carga", aseguró David Gutheil, director comercial del puerto.

Dado que las principales terminales fluviales a lo largo de las costas este y oeste de EE.UU. luchan contra los retrasos ocasionados por los efectos colaterales de los problemas de la cadena de suministro causados ​​por múltiples factores, desde los confinamientos debido al covid en China hasta la guerra de Rusia en Ucrania, las empresas se están volcando a puertos que fueron ignorados durante mucho tiempo como una forma de mantener el comercio dentro y fuera Estados Unidos.

Las compañías navieras multinacionales fueron las primeras en detectar el potencial de los Grandes Lagos.

No son solo empresas de carga internacionales las que están utilizando los puertos de los Grandes Lagos para mover sus mercancías.

En el puerto de Cleveland ahora opera una empresa con sede en Texas que transporta carga desde el Golfo de México hasta el lago Erie, un viaje de 1.600 kilómetros, para enviar sus productos a Europa.

"No cuentan con capacidad para contenedores o embarcaciones allá (en Texas)", explicó Gutheil.

El declive de los puertos internos
Si bien los puertos situados en los océanos Atlántico y Pacífico dominan la industria naviera de Estados Unidos en la actualidad, no siempre fue así.

Los puertos de los Grandes Lagos sirvieron en el pasado como una carretera marítima crucial en América del Norte para el transporte de productos agrícolas y minerales como el hierro, el carbón y la piedra caliza durante los siglos XIX y XX.

Sin embargo, la desregulación de las industrias ferroviaria y especialmente la de camiones en 1980, combinada con las relocalizaciones en Asia y otros puntos del planeta, trajeron consigo el declive de los puertos de los Grandes Lagos.

Puerto en los Grandes Lagos.
Ubicada a más de 3.500 kilómetros del océano Atlántico y al noroeste de Cleveland, la terminal de Duluth-Superior -la más grande de los Grandes Lagos- tuvo su apogeo en la década de 1950, cuando llegó a mover alrededor de 70 millones de toneladas de mercancías como mineral de hierro y granos.

Eso lo convirtió en el puerto de agua dulce más grande del mundo.

Para 2017, la cantidad de carga que operaba se había reducido a más de la mitad.

Pero hoy, en un momento en que los principales puertos costeros de Estados Unidos luchan por satisfacer la demanda, los Grandes Lagos tienen el potencial de expandir la capacidad de la industria naviera del país.

El puerto de Cleveland, por ejemplo, solo mueve alrededor de 10.000 contenedores al año, pero podría manejar una cifra diez veces superior.

Y Duluth-Superior ha ampliado sus instalaciones para incluir una oficina de aduanas que ahora le permite manejar carga internacional.

Su primer envío al extranjero, 200 contenedores de frijoles en bolsas con destino a Italia, Francia, Alemania y Hungría, zarpó a finales de mayo.

Obstáculos
No todo funciona de maravilla en los puertos del norte.

Los informes de escasez de barcos rompehielos obstaculizaron la actividad marítima el invierno pasado, cuando los lagos se congelaron.

Además, durante los meses de invierno, los operadores estadounidenses y canadienses no les hacen mantenimiento a las 15 esclusas del canal que permiten a los barcos moverse entre los Grandes Lagos y el océano Atlántico.

Esto significa que incluso si las secciones del sur de los Grandes Lagos, como los lagos Erie y Ontario, no se congelan en invierno, el paso entre los Grandes Lagos y el Atlántico no sería posible.

Los Grandes Lagos a menudo se congelan en el invierno e interrumpen el transporte en barco.
"Uno de los principales obstáculos a superar es el problema de las estaciones; los Grandes Lagos no están abiertos los 12 meses (del año)", explicó Daniel Rust, profesor asociado de gestión de transporte y logística en la Universidad de Wisconsin.

"Los gerentes de la cadena de suministro quieren hacer envíos siempre y de cierta manera, además de contar con una cadena de suministro confiable durante los 12 meses del año", añadió.

Otro desafío es que las esclusas solo pueden facilitar el paso a embarcaciones que no midan más de 23,8 metros de ancho, lo que significa que muchos barcos no pueden pasar.

El barco Ever Given que bloqueó el canal de Suez durante una semana el año pasado, por ejemplo, mide 59 metros de ancho.

Pero expertos de la industria dicen que estos problemas podrían superarse.

Yahoo

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter