LA JORNADA DE SANTO DOMINGO

WARNER BROS CANCELA LA PELÍCULA BATGIRL, TRAS UNA INVERSIÓN DE 90 MILLONES DE DÓLARES

Cine 03 de agosto de 2022 Margarita Victorino Margarita Victorino
1366_2000

Los ejecutivos de Warner Bros han decidido archivar la película Batgirl, cuando ya está rodada y prácticamente terminada. O más bien han decidido cancelarla, dado que no piensan estrenarla, ni en cines ni en plataformas streaming. Y el público no está dando crédito a la noticia con cientos de miles de tuis criticando o cuestionando la decisión. 

Sin embargo, que la noticia no nos alarme tanto. Marvel, la competencia directa de DC en el universo de los superhéroes, hizo lo mismo en 1994.

Según declaró un vocero de la compañía en palabras recogidas por The Wrap, la decisión no tiene nada que ver con la calidad de la cinta ni con problemas con ninguno de los artistas implicados, sino con el deseo de escalar las películas de DC al terreno de los blockbusteres. Además, según fuentes cercanas al estudio, la película no funcionaba del todo, sobre todo en la nueva visión que baraja Warner de crear eventos cinematográficos en torno a sus películas de superhéroes, probablemente como fue el caso de Joker, Aquaman y The Batman.

Batgirl era un proyecto al que dieron luz verde en 2021, en plena pandemia, cuando Warner Bros apostaba por la estrategia de exprimir las opciones que HBO Max les daba en el terreno streaming. La cinta protagonizada por Leslie Grace como Barbara Gordon (la hija del comisionado de Gotham, Jim Gordon) formaba parte de esa intención de producir largometrajes específicos para HBO Max. Pero con los cambios corporativos que ha sufrido el estudio en los últimos meses, las prioridades habrían cambiado, poniendo sus miras de nuevo en la gran pantalla.

La película comenzó con un presupuesto de $75 millones (73 millones de euros), pero terminó alcanzando los $90 millones (88€ mil.), en parte debido a los retrasos y protocolos derivados del Covid. Evidentemente, es normal que nuestra primera reacción sea la de llevarnos las manos a la cabeza. Por el tiempo perdido, por el esfuerzo de los implicados tirado a la basura, o por tratarse de una película que no era precisamente pequeña. Y es que en su reparto íbamos a ver a Brendan Fraser en pleno renacimiento profesional metiéndose en la piel del villano, y a Michael Keaton dándonos la alegría de la década repitiendo como Batman. Pero, principalmente, porque no es habitual que un estudio invierta semejante presupuesto -sobre todo tras las pérdidas derivadas de la pandemia en la industria- y no busque maneras de rentabilizarlo. Aun más cuando todavía estarían barajando qué hacer con The Flash, la otra película del universo de DC pendiente de estreno (previsto para junio de 2023), a raíz de las acusaciones de abusos y polémicas que persiguen a su protagonista Ezra Miller. Y cuando habría supuestamente costado unos $200 millones (196€ millones).

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter