LA JORNADA DE SANTO DOMINGO

NEW LINE CINEMA DEJÓ PERDER LOS DERECHOS DE IRON MAN; MARVEL LO RECUPERA

Cine 23 de septiembre de 2022 Margarita Victorino Margarita Victorino
1620421981_410581_1620422287_noticia_normal

Iron Man - El Hombre de Hierro (93%) con Robert Downey Jr. dio inicio a una nueva etapa en el género de superhéroes que revolucionó la experiencia cinematográfica misma. Por supuesto, de manera específica permitió construir un impero en la gran pantalla, y ahora en la chica también, que otras productoras tratan de imitar con sus propios recursos. Es interesante pensar que muchas cosas que disfrutamos o de las que nos quejamos ahora existen gracias a esta cinta y al riesgo que corrió la compañía. Sin embargo, las cosas pudieron ser muy distintas y hubo un tiempo en el que New Line Cinema tuvo el balón en su cancha…y lo dejó ir.

Los héroes de Marvel no comenzaron con las películas del UCM. Fox, por ejemplo, aportó varias adaptaciones antes de perder los derechos al ser comprados por Disney. Títulos como Los Cuatro Fantásticos (2005) (27%) no fueron un intento del todo fallido, pues aunque ahora se les ataque mucho, en su momento dieron buenos resultados en taquilla y entre los lectores de cómics que no podían aspirar a más. El género mismo cambió por varias razones, incluyendo el trabajo de Christopher Nolan con Batman Inicia (84%), pero también con la ambición de Marvel de unir a los personajes con la misma dinámica que se disfruta en el papel.

Las historietas llevan años mostrando a los héroes de manera independiente y en conjunto, y ver algo así en la pantalla grande se convirtió en el gran deseo de muchos. Iron Man tenía un gran elenco a su favor, así como la promesa del regreso de Robert Downey Jr., cuyo talento nunca estuvo en duda, pero pasó por momentos oscuros que afectaron gravemente su carrera. Los efectos, la caracterización de los personajes y la escena post-créditos que presentó por primera vez a Samuel L. Jackson, fueron suficiente para cambiar las cosas, con algunos seguidores que mantienen que las nuevas entregas y fases nunca podrán compararse con ese primer momento.

Es imposible imaginar las cosas de otra manera, o el tener a otro actor como Tony Stark, pero eso casi sucedió antes de que los derechos del héroe regresaran a Marvel. Hubo un tiempo en el que las posibilidades para adaptar Iron Man estaban en las manos de New Line Cinema, productora responsable de la trilogía de El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (91%) y quienes ya habían dado espacio al Blade (88%) de Wesley Snipes, título que terminó por rescatar la división de producción de Marvel que ahora se dedica a estas adaptaciones con un éxito sin igual.

Según The Hollywood Reporter, los derechos de Iron Man pasaron por varias otras productoras primero, como Fox y Universal, antes de terminar en New Line Cinema, quienes estuvieron muy cerca de hacer su primera adaptación a la gran pantalla. La compañía tomó las cosas con seriedad y contrató a tres guionistas para trabajar una historia interesante; esta tarea terminó en el escritorio de David Hayter , quien ayudó a impulsar X-Men (81%); David S. Goyer , más conocido por los guiones del Batman de Christian Bale, Blade y Blade II (59%); y Mark Protosevich , responsable de Soy Leyenda (70%) y de aportar la historia que se usó para Thor (77%).

Al final, aunque el guion inicial sí interesó a los ejecutivos, una de las grandes cabezas simplemente no tuvo la visión para comprender al personaje y sus posibilidades con el público. El problema no fue que Tony Stark era un alcohólico con el que debemos simpatizar, tampoco fue la crítica a la industria armamentista de Estados Unidos, lo que realmente pasó es que no creían posible que pudiera volar. Según esta información, a Bob Shaye, fundador de New Line Cinema, le parecía poco realista que Iron Man pudiera volar portando un traje tan pesado. Mientras se discutían las posibilidades para aterrizar esto, el tiempo pasó y los derechos regresaron a Marvel.

Inicialmente se buscaba que el Mandarín fuera el villano principal de esta historia, pero el guion que trabajaron los escritores ponía a Howard Stark como el verdadero enemigo, luego de que su hijo tuviera dudas morales sobre el trabajo de la compañía haciendo armas y equipo para la guerra. Los guionistas eran fanáticos del héroe y tenían muchas esperanzas de hacerlo funcionar, pero las cosas no sucedieron así. Al final, Robert Downey Jr. y Jon Favreau, director de Iron Man, cambiaron la industria para siempre y aunque el personaje ya se despidió de la franquicia, se mantiene como el gran pilar de este universo.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter