LA JORNADA DE SANTO DOMINGO

El joven que cambió Harvard por República Dominicana

Actualidad 08 de enero de 2023 Celia Santana Celia Santana
7EDA27D9-C3A8-4B3F-88F9-5836EE06D693

Santo Domingo, RD
“Intentaba sobrevivir y cada día me preguntaba si valía la pena haber dejado todo para comenzar de nuevo”, así inició Justin Le narrando la historia que esconde su título universitario.

Justin Le es un canadiense que llegó a República Dominicana en el año 2018 con una maleta llena de sueños y la nostalgia de haber dejado toda una vida atrás para convertirse en un profesional de la Salud en un tiempo récord.

El joven de 25 años, inició sus estudios superiores en la universidad Harvard en los Estados Unidos, pero debido a que la carrera de Medicina tiene una duración de 10 años y cuatro de ellos corresponden a la premédica, buscó otras opciones donde el camino se le hizo más corto, pero difícil.

No vaciló en afirmar: “Mi madre trabaja en una clínica junto con otros médicos graduados de la Universidad Central del Este de República Dominicana (UCE), ellos hablaron conmigo, me comentaron que en dominicana uno puede entrar directamente a medicina desde secundaria y eso iba de la mano con lo que quería”.

El también influencer, contó que el cambio tan radical por el que pasó, era una táctica para aprender algo nuevo y salvar tiempo.

Al instarse en el municipio San Pedro de Macorís, relató que sus principales obstáculos fueron las barreras del idioma.

Le, al desconocer la cultura y todo el sistema dominicano, los primeros meses se convirtieron en un calvario al que intentaba adaptarse.

Por ello hoy piensa: “No sabía absolutamente nada de español, ni siquiera decir gracias, y eso me restaba en todo”.

Refiriéndose a su proceso universitario, dijo que tenía que preguntar los temas que eran debatidos en el aula para luego estudiarlo en casa en inglés y traducirlo en español para los exámenes.

Vivió anécdotas curiosas, que todavía le impacta: “En mi primera clase de ‘Historia de la Medicina’, un profesor me dijo que tenía que hacer una presentación en español, le expliqué mi caso y solicité hacerlo en inglés y me dio un boche enfrente de los compañeros.

Me dijo que no debería estar aquí, que debería aprender español antes de iniciar la universidad, y que, si creía que no podía hacerlo, debía dejar la carrera y hacer otra cosa. Desde ese día me sentía tan mal que en mi primera semana me quería ir”.

Sus padres desde Canadá le motivaron a mantenerse firme hasta los exámenes, y cuando llegó la etapa de las evaluaciones pasó con las mejores notas de sus secciones y eso le hizo permanecer en la alta casa de estudio del Este.

Me gradué como médico general y este logro me hace sentir sumamente feliz, porque es un sueño recién cumplido. Ahora, con todo lo aprendido, me ven como otro Dominicano, pero antes estaba muy lejos de esa posibilidad”.

Doctor de día, actor de noche

La disciplina y los esfuerzos del galeno lo llevaron a investirse como un profesional de la Salud, pero también como en reconocido influencer en las redes sociales.

Según Le, actuar en comerciales y videos musicales fueron imprevistos que surgieron a medida que conocía más del país.

Además, comentó “Realicé mi internado en Santo Domingo, y fue ahí cuando comencé como un hobby actuar y a participar en comerciales y videos musicales. En tiktok me hacía viral con mucha facilidad”.

Resaltó que su carrera en el arte inició por una amiga que lo motivó a incursionar en esta rama.

Su primera presencia en un audiovisual fue en el remix ‘Desde mis ojos’ de Chris Lebron, Sech y Jay Wheeler.

“‘Doctor en el día, y actor en la noche’, es el eslogan que tengo en la biografía de Instagram, porque durante el día estaba en mi internado, había muchos trabajos en el mundo de la actuación, pero yo no podía aceptarlos, porque para mí la medicina pasa antes, no podía faltar al hospital”, concluyó.

Tiene dos cuentas de Tiktok, una completamente en inglés con más de 80 mil seguidores en la que difunde contenido de medicina y otra en español con 23 mil seguidores en la que se muestra como un dominicano más.

No soy chino

Por los rasgos que tiene el tiktoker, los dominicanos los confunden y lo llaman chino.

“No soy chino”, dice, y a su vez agrega que sus características se deben a que sus padres son de Vietnam, con antepasados coreanos.

Y critica que la falta de cultura lleva a los dominicanos a considerar a los asiáticos como chinos, olvidando que ese detalle puede ser una ofensa.

“A los asiáticos no nos gusta que nos llamen chinos. Es como si llaman a un dominicano, haitiano”, explicó.

Con el tiempo aceptó que no dejarán de encasillarlo con esa nacionalidad y dejo de molestarse.

Una espacialidad en Canadá y regresar a RD

El doctor en medicina general volverá a su tierra natal, Canadá, para continuar sus estudios, en esta ocasión su especialidad.

Luego que termine mi especialidad, volveré RD, aquí quiero ejercer mi carrera y potencializar mis habilidades en el arte”.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter