LA JORNADA DE SANTO DOMINGO

'DOCTOR STRANGE EN EL MULTIVERSO DE LA LOCURA' CAUSA SENSACIÓN EN FANÁTICOS DE MARVEL

Cine 06 de mayo de 2022 Margarita Victorino Margarita Victorino
4

Arrancando en un ambiente único, 'Doctor Strange en el multiverso de la locura' subraya desde sus primeros pasos que lo que ofrece el Universo Cinematográfico Marvel es algo que no se encuentra en ningún otro rincón de la gran pantalla. Con secuencias incomprensibles para un espectador ajeno al viaje, y un punto de intensidad altísimo, esta secuela, no solo de 'Doctor Strange', sino de tantas otras tramas insinuadas a lo largo de las series y películas que ya hemos visto en la Fase 4; da sus primeros pasos hacia un viaje para nada confuso.

Esto ya sorprende en cierta forma, porque por mucho que el espectador quiera dejar "la mochila" en casa, toda esa mezcla de cuestiones preconcebidas o elementos ajenos al propio film que empañan nuestra percepción; en el caso de 'En el multiverso de la locura' es prácticamente imposible. Hay numerosos puntos que nos llevan a sentarnos en la sala de cine desde una posición emocional alejada de la página en blanco.

Por un lado, si uno sabe cuál ha sido el recorrido de la producción, tiene en mente que Scott Derrickson abandonó su puesto a la dirección, relevo resultante en la incorporación de Sam Raimi; y que esta cinta ha tenido que rodarse bajo los nuevos protocolos y medidas de seguridad impuestos por la pandemia. A esto hay que añadir una agresiva promoción que tiene el hype por las nubes asegurando que estamos ante algo enorme nunca antes visto en el UCM; y que 'Doctor Strange 2' nos llega después de la maravilla que es 'Spider-Man: No Way Home'.

Dicho caldo de cultivo, presente para los seguidores que acostumbran a seguir lo que pasa en su universo favorito, al final sin querer forma parte del film en si, una película que aguanta muy bien el peso de las expectativas y hace malabares sin que ninguna pelota toque el suelo. Michael Waldron, guionista de 'En el multiverso de la locura' y de 'Loki', lleva ya unos añitos viviendo por y para el multiverso: y se nota. En más de una ocasión ha declarado que tener todo en cuenta resulta en unos dolores de cabeza importantes, dificultad que da sus frutos a lo largo de un arco narrativo más que encomiable.

Sí, su libreto tiene algún momento de sobre explicación que alzará cejas en la sala, pero esto se compensa rápidamente con otros instantes de telequinesia. Waldron se las apaña para contestar a preguntas acerca de las motivaciones de sus personajes, en el mismo instante en el que surgen en la mente del espectador; algo que implica un trabajo importante. Se nota que le ha dado vueltas. Se nota y se agradece. También la sombra de Kevin Feige es alargada, por lo que se sospecha que ciertos giros han venido de arriba, lo mismo que más de una decisión estética para favorecer una continuidad con propuestas previas.

 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter