LA JORNADA DE SANTO DOMINGO

DORMIR BIEN BENEFICIA LA SALUD

Salud 12 de mayo de 2022 Margarita Victorino Margarita Victorino
Mujer-sigue-consejos-para-dormir-mejor-760x501

Dormir, además de ser un gran placer para la mayoría, es una necesidad fisiológica fundamental.

El sueño repercute positivamente en nuestra salud, haciendo que el organismo inicie toda una serie de procesos bioquímicos que hacen que, cuando nos levantemos, rindamos física y mentalmente.

Son varios los beneficios para la salud, tanto física como mental, que tiene dormir bien, además de ayudarnos en nuestro desempeño académico, profesional y social.

A continuación, algunos de los beneficios de dormir bien:

1. Mejora la resistencia física

Un sueño reparador hace que nos regeneremos por la noche. Esto se traduce en tener una mejor resistencia aeróbica al despertar, algo que es fundamental para toda persona que practica deporte.

2. Crea masa muscular

Todo buen deportista sabe que debe dormir bien no únicamente porque mejora la resistencia física en sí, sino que contribuye a que se genere la tan deseada masa muscular.

Nuestro cuerpo utiliza la mayor parte de la noche para sanar el daño que se ha causado a las células y los tejidos. Esto hace que se recuperen y endurezcan las fibras musculares puestas a prueba durante la práctica de ejercicios como levantar pesas o “body pump”.

No dormir bien no permite que se desarrolle músculo y, de hecho, la falta de sueño está relacionada con la atrofia muscular.

3. Protege la memoria

Dormir sanea las conexiones neuronales. Durante la fase REM del sueño (“rapid eye movements”), el hipocampo, conocido por ser, básicamente, una especie de almacén de la memoria, se restaura. Gracias a esto nuestra capacidad memorística, tanto a corto como a largo plazo, se ve mejorada. Permite asentar correctamente los recuerdos.

4. Mejora la atención

Una de las grandes recomendaciones desde el sector educativo es el asegurarse de que los niños duermen todo lo que deberían.

De acuerdo con un artículo de la revista Pediatrics, los niños de entre 7 y 8 años que duermen menos de 8 horas tienen más probabilidades de mostrar problemas de atención, además de ser distraídos e impulsivos. Se ha asociado la falta de sueño infantil con más posibilidades de ser diagnosticado con TDAH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad).

5. Nos hace más atractivos

De acuerdo con un estudio de la revista la revista British Medical, las personas que duermen bien durante la noche adquieren una apariencia más atractiva, además de verse más saludables.

Por el contrario, dormir mal hace que aparezcan las tan indeseadas ojeras, que nos hace vernos mal y envejecidos.

6. Hace que se esté más sano

El sistema inmunitario necesita el sueño para poder regenerarse, lo cual le permite defenderse de la acción patógena de toxinas y microorganismos. En definitiva, hace que se esté más sano.

De hecho, una investigación llevada a cabo por la Universidad Carnegie Mellon (EE.UU.) concluyó que las personas que duermen menos de seis horas al día son tres veces más propensas a resfriarse, en comparación con quienes sí duermen entre seis y ocho horas.

7. Protege el corazón

De acuerdo con el European Heart Journal, las personas quienes duermen poco o prácticamente nada tienen casi el triple de posibilidades de padecer problemas de corazón, como insuficiencia cardíaca.

El insomnio repercute en la salud cardiovascular aumentando los niveles en sangre de las hormonas del estrés (adrenalina y cortisol), aumentando, a su vez la tensión arterial y la frecuencia cardíaca. Además de esto, se ha relacionado el dormir mal con tener mayores niveles de colesterol, lo cual es un gran riesgo para la salud cardiovascular.

8. Protege la piel

Dormir más ayuda a tener una piel más saludable. Se ha visto que una mala higiene del sueño, además de contribuir en el agravamiento de trastornos mentales como la depresión o los de la ansiedad, afecta negativamente sobre la piel.

9. Reduce el estrés

No es un secreto que dormir menos nos pone de mal humor. No dormir lo suficiente hace que nos sintamos más irritables, haciendo que discutamos con nuestra pareja, familia o amigos por cosas que son, esencialmente, nimiedades.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter