LA JORNADA DE SANTO DOMINGO

TRES PELÍCULAS DE CANNES QUE CAMBIARON LA HISTORIA DEL CINE

Cine 25 de mayo de 2022 Margarita Victorino Margarita Victorino
el-arbol-de-la-vida-2011-001

Gustar al jurado de los grandes certámenes de cine como San Sebastián, Berlín o Venecia no siempre supone un éxito inmediato entre los futuros espectadores de la obra pero, desde luego, ayuda.

Tampoco es definitiva la reacción del público que, ya sea aplaudiendo títulos que luego desaparecen del imaginario colectivo como abucheando futuros pilares de la cultura popular, pueden no saber entender en su momento lo que terminará siendo un clásico indiscutible de la cultura popular.

Y es que el que crea que el cine no es tan pasional como el fútbol no ha estado en un festival, el equivalente en el séptimo arte a acudir al estadio. En Cannes, por muy elitista que parezca desde fuera, el abucheo y el aplauso ensordecedor son habituales. Grandes clásicos, éxitos comerciales e incluso algunas películas que días después se llevan la Palma de Oro, no se han librado de esta bonita costumbre.

Eso es lo que sucedió (para bien o para mal) con esta tres producciones que, tras su paso por el Festival de Cannes, cambiaron ciertas tendencias en el panorama internacional son ahora títulos fundamentales para entender el cine contemporáneo.

Mientras esperamos el palmarés y la próxima Palma de Oro del mayor mercado de cine mundial, repasamos tres de sus principales e históricos participantes.

'Taxi Driver' (Martin Scorsese, 1976)

Corrían tiempo oscuros, como siempre. En 1975 detonaron una bomba el día de la apertura del festival y, un año antes, descubrieron un explosivo en las inmediaciones. El ambiente estaba cargado y cuando Martin Scorsese presentó su nihilista relato, muchos no terminaron de verlo con buenos ojos. El jurado, presidido por Tennessee Williams, cuestionó la idoneidad del tono violento de la película pero, pese a todo, terminaron eligiendo el título como merecedor de la Palma de Oro, asentando el fin del cine clásico y dando alas a los realizadores de la revolución que, entre otras cosas, permitió a Francis Ford Coppola hacerse con el mismo galardón solo tres años después por la fiera 'Apocalypse Now'.

'Pulp Fiction' (Quentin Tarantino, 1994)

Ganadora de la Palma de Oro en 1994, y clásico indiscutible, este es uno de los ejemplos más destacables del fenómeno de los abucheos en Cannes. Además de hacerse con el galardón principal cautivar al gran público tras su estreno comercial, todos pudimos disfrutar del momento en el que Quentin Tarantino subió a recoger el premio mientras una mujer grita desde su asiento: "¡es una mierda!". El realizador, icónico, respondió con una elegante peineta.

'El árbol de la vida' (Terrence Malick, 2011)

La última gran división entre críticos, académicos y público. Cada pase de 'El árbol de la vida' terminaba con una intensa batalla de abucheos y aplausos. Según el cinéfilo que uno decidiera leer descubriría que el bando más popular cambia de hábitos sospechosamente. Tras ser galardonada con la Palma de Oro, y estar nominada al Oscar a mejor película, dirección y fotografía, muchos cines habilitaron un servicio en el que devolvían el dinero a los espectadores que abandonasen la sala antes de los primeros veinte minutos. La división de opiniones perduró hasta sus últimas consecuencias.

 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter