Los fondos de inversión son catalizadores del desarrollo social y económico a la vez que cumplen con la responsabilidad ambiental.

Actualidad 08 de julio de 2024 Yerandi Santana Yerandi Santana
Asoc.-Dom.-de-Sociedades-Administradoras-de-Fondos-de-Inversion

La Asociación Dominicana de Sociedades Administradoras de Fondos de Inversión (Adosafi) comunicó que en el reciente Foro por la Sostenibilidad organizado por la ONU, los fondos de inversión fueron destacados como piezas clave para el desarrollo social y económico del país, sin olvidar la responsabilidad ambiental.

Durante el evento, Luis Madera, Viceministro del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPYD), señaló que el Programa de Campaña del Gobierno, que enuncia “De empleadores a socios del desarrollo”, debería reformarse para incluir también a empleados e inversionistas, reflejando así la participación inclusiva y los beneficios que estos fondos aportan.

“Los fondos de inversión facilitan la inclusión financiera, permitiendo a millones de dominicanos participar y beneficiarse del crecimiento económico del país. Actualmente, es posible invertir desde montos razonables a partir de RD$10,000, lo que democratiza el acceso a la creación de riqueza y capital. A través de estos fondos, los fondos de pensiones invierten en proyectos que generan más de 30,000 empleos, desarrollan infraestructura como carreteras, parques y bibliotecas, y producen bienes y servicios para el consumo, todo mientras buscan rentabilidad para las futuras pensiones de millones de dominicanos”, señaló Santiago Sicard, presidente ejecutivo de Adosafi.

No obstante, el bienestar no depende únicamente de los bienes materiales, sino también de la sostenibilidad, que implica un equilibrio entre la parte financiera, el cuidado del medio ambiente y el desarrollo social. En 2015, la ONU y sus 193 Estados miembros adoptaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que en República Dominicana se ve apoyada por los fondos de inversión a través de 93 proyectos en 24 fondos, con una inversión total de más de USD$1,600 millones.

Uno de los sectores más destacados es el de energía, donde los fondos de inversión han diversificado las fuentes energéticas del país. Los proyectos en operación tienen la capacidad de proveer energía a más de 1.2 millones de dominicanos, principalmente a través de fuentes renovables que evitan la emisión de más de un millón de toneladas de dióxido de carbono equivalente (CO2EQ) al año, que para ser eliminadas de manera natural demandarían algo más de 35 millones de árboles que tienen la capacidad de brindar aire puro a cerca de 2.4 millones de dominicanos.

Además del sector energético, los fondos de inversión también impulsan el sector turístico e inmobiliario, contribuyendo al desarrollo de capacidades comunitarias, inclusión laboral y demanda de productos y servicios locales. Un aporte significativo es la inversión en proyectos de construcción de viviendas, que no solo aumenta la cantidad de viviendas disponibles, sino que también promueve estándares de construcción sostenible.

“Está demostrado que los fondos de inversión crean rentabilidad y riqueza para muchos dominicanos y benefician a la sociedad en su conjunto mediante sus aportes al desarrollo social y ambiental. La capacidad de estos fondos para transformar, impulsar y democratizar las oportunidades de desarrollo y sostenibilidad ha incrementado el interés de personas, empresarios y funcionarios en conocer y utilizar estos instrumentos financieros”, agregó Sicard.

Te puede interesar
Lo más visto