Hacer ejercicio te ayuda a tener pelazo, pero ojo con la rutina post entrenamiento

Moda y Belleza El jueves Yerandi Santana Yerandi Santana
f.elconfidencial.com_original_8de_10b_ee8_8de10bee87395adeb070d7805177b3af

Seguramente que en tu plan de actividad física figuran diferentes objetivos relacionados con los hitos que puedes poco a poco alcanzar. Pero quizá los de índole capilar han quedado al margen de tus previsiones.

 Y es que aunque te resulte un poco inesperado, los expertos coinciden en que el ejercicio regular también ayuda a mejorar tu cabello. Como lo lees.

 La principal razón es que “cuando haces deporte, logras que se active el flujo sanguíneo y la oxigenación, lo cual repercute positivamente en el cuero cabelludo, pues se fortalece”, afirma el Dr. Carlos Portinha, Chief Clinical Officer del Grupo Insparya.

 El segundo motivo que destaca el experto de esta amada asociación es una cuestión de hormonas que supone una ayuda colateral.

Y es que cuando pones a tu cuerpo en marcha, se relaciona con un aumento de serotonina, la llamada hormona de la felicidad, que es una gran aliada para combatir el estrés que, como ya intuyes, es uno de los principales enemigos del pelo, ya que suele ser un culpable de la caída capilar. La razón es que en situaciones de tensión, “el cortisol puede presentar valores elevados, alterando los proteglicanos (moléculas de proteína encargadas de formar y mantener la estructura de las células, así como de su sistema de comunicación), y que afecta al normal funcionamiento del folículo piloso”.

 El doctor resalta que una subida de las pulsaciones estimula la oxigenación del cuero cabelludo y un aumento del flujo sanguíneo, lo que se traduce en “un mayor aporte de nutrientes que facilitará una alimentación más rápida de los folículos pilosos, favoreciendo el crecimiento del cabello y una mayor vitalidad”.

 Si nos centramos en el sudor, hay que decir que es un gran aliado para eliminar toxinas, lo que ayuda a que "los ciclos de crecimiento y caída sucedan con total normalidad". Sin embargo, una excesiva sudoración puede tener consecuencias negativas.

VA

Te puede interesar
Lo más visto