Obesidad y Diabetes: factores que contribuyen a la enfermedad hepática metabólica

Salud 09 de julio de 2024 Yerandi Santana Yerandi Santana
Medico-con-modelo-de-higado-humano-1-scaled

Santo Domingo.- La Enfermedad Hepática Metabólica (EHmet) es una condición que se caracteriza por la presencia de una excesiva cantidad de grasa en el hígado, asociada a varios factores de riesgo como la diabetes mellitus y la obesidad, explica el doctor José Luis Calleja, jefe del servicio de Gastroenterología-Hepatología, del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid.

El especialista, quien también es asesor internacional de la primera Unidad de Hepatología en el país, desarrollada en el Hospital Metropolitano de Santiago (HOMS), agrega que la EHmet, puede ser sencilla, cuando solo existe grasa en el hígado o hay inflamación asociada a la grasa, que se llama esteatohepatitis, pero como consecuencia de la presencia de esta inflamación al pasar del tiempo puede desarrollar fibrosis, que es una enfermedad más seria en el hígado, y esto condiciona incluso la presencia de cirrosis.

La doctora Christie Perelló, gastroenteróloga y hepatóloga, directora de la Unidad de Hepatología, del HOMS, señaló que la EHmet es hoy la enfermedad hepática crónica más común y se prevé que su prevalencia aumente en los próximos años debido al incremento de los factores de riesgo como son el aumento de la obesidad y la diabetes.

Durante la entrevista realizada en el marco del Primer Curso de Hepatología Clínica, a efectuarse el 13 de julio en el centro de convenciones del HOMS Health and Wellness Center en Santiago, ambos especialistas opinaron que la EHmet se ha convertido en un problema de salud relevante que requiere acciones específicas para su detección, por estar asociada a un mayor riesgo de eventos cardiovasculares, así como también a enfermedad renal crónica, neoplasias malignas fuera del hígado, cáncer de hígado y a insuficiencia hepática.

“Todos estos eventos suponen una alta carga a nivel socioeconómico, representando un desafío en términos de salud global. Por lo tanto, esto debe generar atención en las sociedades científicas y a nivel gubernamental, necesitamos poner empeño en abordar estos problemas de salud, porque tienen un impacto desde el punto de vista de costo y de eventos que puede presentar el paciente”, exterioriza la doctora Christie Perelló

Prevalencia

A nivel global, aproximadamente el 25% de las personas tienen EHmet. Esto significa que una de cada cuatro personas la padece. En países como República Dominicana este número probablemente sea mayor, y ese porcentaje se acerca más al 35%, es decir, 1 de cada 3 personas puede tener presencia de grasa en el hígado, explica el doctor Calleja.

“Hay una epidemia de obesidad. Solo hace falta darse una vuelta por la calle, no solo en República Dominicana, sino también en cualquier lugar de Europa o de Estados Unidos, y el asunto viene peor cuando miramos en estos países que el 40% de los niños tienen sobrepeso u obesidad, son pacientes que en poco tiempo tendrán un hígado graso”, explica el doctor Calleja.

Causas y síntomas

Una de las causas frecuentes son los malos hábitos alimenticios, el sedentarismo y el consumo excesivo de alcohol. El daño asociado al alcohol en este tipo de pacientes es exponencial. Los hepatólogos subrayan que el daño por alcohol, incluso en pequeñas cantidades en un paciente obeso con hígado graso, prácticamente aumenta por 10 las posibilidades de cirrosis.

La EHmet no presenta síntomas, cuando se puede detectar es porque la enfermedad está en un estado avanzado o cuando el paciente ya tiene cirrosis. Esta es una de las razones por las cuales se realizará el curso para concienciar a los especialistas en medicina primaria, a los internistas, digestivos, cardiólogos, endocrinólogos y cirujanos, para que identifiquen precozmente la enfermedad que es habitualmente asintomática; para intentar corregir los factores de riesgo y tratar de revertir el daño hepático. Es importante además que la población haga conciencia de que la obesidad y la ingesta de alcohol se asocian con la enfermedad hepática, destaca la doctora Christie Perelló.

Recomendaciones

Es necesario hacer un tamizaje, un cribado de enfermedad hepática en pacientes muy concretos y el mensaje que estaremos enviando desde el curso que se efectuará es que los pacientes obesos y diabéticos específicamente deberían tener un chequeo hepático al menos una vez al año.

La doctora Perello, resalta que la Unidad de Hepatología del HOMS tiene entre sus misiones ofrecer atención multidisciplinaria. No solo del hepatólogo, que lógicamente debe estar al tanto de la práctica, sino del especialista de riesgo vascular, el internista, el endoscopista que puede proponer alguna técnica, del médico endocrinólogo para controlar la diabetes o el cirujano, para darle al paciente una aproximación global de esta enfermedad sistémica.

La Unidad de Hepatología del HOMS es un referente regional y nacional para el manejo de estas enfermedades. El HOMS será el único hospital en el país que tratará el cáncer de hígado de manera integral, con todas las modalidades terapéuticas, desde los casos más precoces, así como los casos más avanzados. La doctora Christie Perelló tiene una amplia experiencia en el tratamiento de los pacientes con cáncer de hígado, habiendo participado en los ensayos clínicos más importantes realizados en los últimos años.

La nueva Unidad del HOMS incluye la realización de técnicas pioneras en nuestro país como es el cateterismo hepático así como de la tecnología de última generación de elastografía hepática y esplénica.

Temas que se tratarán en Primer Curso de Hepatología Clínica

En el curso se abordarán temas como las hepatitis virales, que es una causa muy frecuente de sufrir la enfermedad. Se tratará con especial relevancia del compromiso del HOMS en la eliminación de la hepatitis C y B, de acuerdo con los objetivos de la Organización Mundial de la Salud. La Esteatosis hepática metabólica (hígado graso) será también objeto de debate multidisciplinar. Por último, hay una mesa sobre el cáncer de hígado, que es probablemente el estadio final de la mayor parte de los pacientes con enfermedad hepática crónica, y para el cual se cuenta ya en el HOMS con las diferentes modalidades de tratamiento.

Te puede interesar
Lo más visto