Adolescente casi muere electrocutado mientras cargaba el teléfono en la cama

Insólitas El miércoles Celia Santana Celia Santana
qGTL6IHt

El comprobar que el móvil se estuviera cargando, el crucifijo que llevaba entró en contacto con la parte metálica de las clavijas del enchufe. Un adolescente del estado estadounidense de Oklahoma recibió una descarga eléctrica cuando el crucifijo que llevaba en el cuello hizo contacto con un enchufe de una regleta.

"Dijo que todo sucedió en cuestión de segundos y vio claramente chispas saliéndole del cuello", reveló Danielle Davis, la madre del menor. "Me dijo que le dolía todo el cuerpo y que pensó que se iba a morir", agregó.

En el momento del accidente, Rayce Ogdahl, de 16 años, se encontraba acostado en la cama y antes de ponerse a dormir decidió asegurarse de que su teléfono se estuviera cargando. "Dijo que se asomó por el borde de la cama y, cuando lo hizo, la cadena con la cruz alrededor de su cuello hizo contacto con las clavijas del enchufe de un cable de extensión que apenas estaban expuestas", reveló su madre.

"Dijo que estuvo completamente consciente durante todo el proceso y se dio cuenta de que se estaba electrocutando. Como todo era metal, hizo un circuito completo alrededor de su cuello. Era como una bobina caliente. Y tiene quemaduras en las manos por intentar romper la cadena que lleva en el cuello", manifestó.

El menor fue trasladado a un hospital donde le diagnosticaron quemaduras de segundo, tercer y cuarto grado. Las cicatrices en el cuello le quedarán de por vida a menos que se someta a un trasplante de piel.  "Ningún mensaje de texto o notificación es lo suficientemente importante como para tener el teléfono en la cama. Puede pasar cualquier cosa, y Rayce es prueba de ello", concluyó la mujer. 

Te puede interesar
Lo más visto