Macron rechaza dimitir “sea cual sea el resultado” de legislativas anticipadas en Francia

Internacionales El martes Mila Matos Mila Matos
Macron-TV-m

París, AFP.- El presidente francés, Emmanuel Macron, no dimitirá “sea cual sea el resultado” de las elecciones legislativas que adelantó en Francia tras la victoria de la extrema derecha en los comicios europeos, en plenas negociaciones entre partidos para alcanzar alianzas.

“Las instituciones son claras y el lugar del presidente también, sea cual sea el resultado”, indicó Macron este martes al medio Figaro Magazine, preguntado sobre el riesgo de que el partido ultraderechista Agrupación Nacional (RN) pida su dimisión tras los comicios.

Pese al inesperado adelanto de los comicios legislativos previstos inicialmente en 2027, Macron puede continuar como presidente hasta entonces, pero corre el riesgo de compartir el poder con un gobierno de otro color político en una «cohabitación».

A cinco días de que termine el plazo para presentar candidaturas, el presidente del partido conservador Los Republicanos (LR), Éric Ciotti, causó la sorpresa este martes al abogar por una «alianza» con RN, pese al rechazo de varios líderes de su formación que pidieron su dimisión.

“Necesitamos una alianza con Agrupación Nacional», pero «sin dejar de ser nosotros mismos”, aseguró Ciotti en la cadena TF1, asegurando que ambos partidos comparten «valores de derecha» y que esto les permitiría «conservar diputados» ante la caída proyectada en los sondeos.

La líder de RN, Marine Le Pen, saludó la «elección valiente» y el «sentido de responsabilidad» de Ciotti, cuya propuesta, de concretarse, pondría fin al tradicional aislamiento al partido heredero del Frente Nacional (FN) de Jean-Marie Le Pen, conocido por sus declaraciones racistas.

Sin embargo, esto supuso un terremoto político en el partido otrora gobernante con los presidentes conservadores Charles De Gaulle, Georges Pompidou, Jacques Chirac y Nicolas Sarkozy, muchos de cuyos miembros ya se habían marchado a las filas de Macron desde 2017.

Emmanuel Macron llegó al poder en 2017 desde el centro atrayendo a los descontentos con la tradicional alternancia entre socialistas y conservadores. Desde entonces, también busca oponerse a los «extremos» que representarían a su juicio el RN y La Francia Insumisa (izquierda radical).

Pese al deterioro de la imagen del presidente centrista, cuyos mandatos han estado marcados por fuertes protestas sociales como los chalecos amarillos o contra la reforma de las pensiones, el oficialismo busca rescatar su espíritu inicial.

El miércoles, Macron convocó una rueda de prensa con el objetivo de aparecer exponer su «rumbo» para Francia y aparecer como la opción moderada frente a las «fuerzas extremistas» en plena «aclaración política», indicó una fuente de su entorno, en referencia a las negociaciones entre partidos.

“Hacer Frente Popular”

Las discusiones parecen reforzar los tres bloques que surgieron en Francia de las elecciones presidencial y legislativas de 2022: la alianza centrista de Macron, la extrema derecha y el frente de izquierdas Nupes, que acabó rompiéndose por los desacuerdos entre el ala socialdemócrata y la radical.

Sin embargo, socialistas, comunistas, ecologistas y LFI acordaron el lunes presentar de nuevo «candidaturas únicas» en las elecciones previstas el 30 de junio y el 7 de julio, pese a que las elecciones europeas cambiaron el equilibrio de fuerzas con un repunte de los socialistas.

“Llamamos a la constitución de un nuevo frente popular que reúna de forma inédita a todas las fuerzas de izquierda humanistas, sindicales, asociativas y ciudadanas”, reza el comunicado final de la reunión, celebrada con centenares de jóvenes en el exterior presionando por un acuerdo.

Miles de personas protestaron el lunes por la noche contra el RN en las principales ciudades de Francia, y los sindicatos y asociaciones juveniles, que movilizaron a cientos de miles contra la reforma de las pensiones de Macron en 2023, convocaron otras el fin de semana.

«Hacer Frente Popular», titulaba este martes en grandes letras blancas sobre fondo rojo el diario de izquierda Libération en su portada, apelando a la «responsabilidad histórica» de la izquierda para “impedir la llegada de la extrema derecha al poder”.

El resultado de las europeas hizo saltar las alarmas en Francia, ante el riesgo de un ascenso de la ultraderecha, y también en Europa, máxime cuando históricamente París es un actor clave en la Unión Europea y en el apoyo a Ucrania frente a la invasión de la Rusia de Vladimir Putin.

RN obtuvo el domingo un 31,37% de votos, muy por delante del 14,60% del oficialismo, y los dos primeros sondeos sobre las legislativas le otorgan una intención de voto del 33%-34%. Según la proyección de Harris Interactive, RN obtendrían entre 235 y 265 de los 577 diputados.

En el plano económico, la agencia de calificación Moody’s advirtió el lunes que las elecciones suponían un riesgo para su evaluación de la deuda en la segunda economía de la UE, que se sitúa en torno al 110% del Producto Interno Bruto (PIB).

Te puede interesar
Lo más visto