Los discos desmaquillantes reutilizables parecen insuperables aunque tienen una potencial 'cara B'

Moda y Belleza 03 de julio de 2024 Yerandi Santana Yerandi Santana
f.elconfidencial.com_original_34b_03b_8cb_34b03b8cbb823a99eedc3386f36940f3

Lo que parece un gesto 'beauty' inocente puede tener un efecto acumulativo que, indudablemente, supone exponenciales consecuencias negativas en el medio ambiente. Sí, no hay duda de que nos referimos a los discos desechables y la misión que cumplen en la rutina cosmética.

 Hemos echado cuentas y si cada día utilizas, al menos, un par de ellos que acaban en la basura, basta con hacer un cálculo rápido para determinar que suman centenares cada año… De hecho, según un análisis de Garnier Internacional, la cifra se eleva hasta las 730 unidades.

 El drama asociado a este tipo de referencias de un solo uso es que no pueden reciclarse, pero tampoco puede utilizarse para hacer compost por lo que, según las indicaciones de los expertos de Ecoembes, deben ser retirados en el contenedor de restos gris.

 Así, en una clara intención de caminar hacia un autocuidado más responsable con el entorno, los discos desmaquillantes reutilizables van ganando un protagonismo obvio. Existen infinidad de opciones en el mercado y su éxito está garantizado, puesto que, según el estimado de la misma firma francesa, se pueden lavar hasta alcanzar los 1.000 usos

AV

Te puede interesar
Lo más visto