¿Puede Biden ser reemplazado como candidato presidencial de los demócratas?

Internacionales 29 de junio de 2024 Celia Santana Celia Santana
descarga (30)

El primer debate presidencial de cara a las elecciones de noviembre en Estados Unidos dejó un panorama preocupante para el presidente Joe Biden. Su principal objetivo durante el enfrentamiento del jueves con el expresidente Donald Trump era disipar las preocupaciones sobre su edad, pero según las reacciones iniciales, estas inquietudes se han visto exacerbadas en lugar de mitigadas.

Tras el desempeño en el debate, los demócratas enfrentan menos de seis semanas para explorar una alternativa viable que pueda derrotar a Trump en las elecciones de noviembre. Kamala Harris, actual vicepresidenta; Michelle Obama, ex primera dama; así como los gobernadores Gavin Newsom de California y Gretchen Whitmer de Michigan, figuran entre los posibles candidatos que podrían ser considerados.

Aunque legalmente no hay impedimentos para buscar alternativas, el proceso es altamente delicado desde el punto de vista político y podría generar divisiones profundas dentro del partido. La viabilidad de esta opción también depende de que Biden esté dispuesto a renunciar voluntariamente para evitar un conflicto destructivo interno.

¿Puede Joe Biden retirarse?
El candidato del Partido Demócrata será elegido oficialmente en la Convención Nacional Demócrata que se celebra en Chicago del 19 al 22 de agosto. Allí, un candidato debe obtener el apoyo de la mayoría de los “delegados” (representantes del partido encargados de elegir formalmente al candidato).
De acuerdo a los resultados de las elecciones primarias en cada estado, los delegados se asignan de manera proporcional a los candidatos.

Este año, Biden ganó cerca del 99% de los casi 4,000 delegados. Según las reglas del Comité Nacional Demócrata, esos delegados están “comprometidos” con él y están obligados a apoyar su nominación. Pero si Biden se retirara, se presume que habría una batalla campal.

No existe ningún mecanismo oficial para que él, ni nadie más en el partido, elija a su sucesor, lo que significa que los demócratas se quedarían con una convención abierta. Eso podría provocar una contienda frenética entre los demócratas que quieren tener una oportunidad de conseguir la nominación. Vale la pena agregar que, hasta ahora, Biden no ha dado indicios de que esté considerando hacerse a un lado.

Te puede interesar
Lo más visto