Beryl, cerca de impactar como huracán categoría 3 en el enclave turístico mexicano de Tulum

Internacionales 05 de julio de 2024 Yerandi Santana Yerandi Santana
descarga (53)

TULUM, México (AP) — Tras dejar un rastro de destrucción en el oriente del Caribe y después de una breve pérdida de fuerza, el huracán Beryl volvió a intensificarse a categoría 3 el jueves por la noche mientras se acercaba a la península de Yucatán, en México, donde estaba previsto que tocara tierra en la madrugada en el enclave turístico de Tulum.

Beryl, la tormenta que más temprano alcanzó la categoría 5 en una temporada del Atlántico, tenía ahora vientos máximos sostenidos de 185 kilómetros por hora (115 millas por hora), indicó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por sus siglas en inglés). A primeras horas del viernes se ubicaba a 145 km (90 millas) al sureste de Tulum, México, y se desplazaba al oeste a unos 26 km/h (16 mph).

“La trayectoria del huracán Beryl categoría 3 indica que entrará por Tulum, que es una zona poblada y cercana al mar”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, que exhortó a evacuar las zonas más expuestas y acudir a áreas seguras o refugios. “No titubeemos, lo material se recupera. Lo más importante es la vida”.

Antaño un pueblo tranquilo y apacible, en los últimos años Tulum ha crecido de forma desenfrenada y, aunque sigue siendo más pequeño que Cancún —que está 130km (80 millas) al norte— ahora cuenta con unos 50.000 habitantes permanentes y al menos el mismo número de turistas en un día normal.

El impacto se preveía en torno a la medianoche o en las primeras horas de la madrugada.

Se prevé que Beryl genere fuertes lluvias y vientos en la costa del Caribe mexicano, antes de cruzar la península de Yucatán —previsiblemente más debilitado— para luego fortalecerse de nuevo en el Golfo de México y volver a tocar tierra de nuevo en una zona cercana a la frontera entre México y Estados Unidos, en la ciudad de Matamoros. Esa área ya fue azotada en junio por la tormenta tropical Alberto.

A medida que el viento comenzó a soplar sobre las playas de arena blanca de Tulum, cuatrimotos con megáfonos se desplazaban por la arena diciéndole a la gente que se fuera. Algunos turistas tomaban fotos del creciente oleaje, pero poco a poco fueron resguardándose.

En los últimos días, Beryl dañó o destruyó el 95% de las viviendas en un par de islas en San Vicente y las Granadinas, además de causar afectaciones en Barbados y Jamaica antes de pasar por las Islas Caimán el jueves temprano y luego enfilar hacia México.

En Tulum, las autoridades ordenaron el cierre de negocios y evacuaron los hoteles ubicados junto al mar. Según informó la gobernadora del estado, Mara Lezama, a primera hora de la tarde del jueves ya había 10 albergues habilitados con 340 personas.

Esta localidad turística cuenta ahora con su propio aeropuerto internacional, que cerró el jueves al empezar la tarde, y la mayoría de su territorio está a pocos metros sobre el nivel del mar. El aeropuerto de Cancún operaba todavía al caer la noche con casi 350 vuelos cancelados o demorados.

Francisco Bencomo, gerente del Hotel Umi en Tulum, dijo que todos los huéspedes se habían ido. “Con las condiciones que se esperan estamos resguardados completamente”, comentó, y añadió que no tienen planeado que los huéspedes regresen antes del 10 de julio.

AP

Te puede interesar
Lo más visto