Que no te engañen: el motivo por el que los anacardos siempre se venden sin cáscara

Curiosidades 05 de julio de 2024 Yerandi Santana Yerandi Santana
la-respuesta-a-por-que-el-anacardo-siempre-lo-vende-sin-cascara_67b2

Seguramente conoces la cáscara de las nueces, y la has visto en en el supermercado tanto peladas como sin pelar. Lo mismo ocurre con las almendras, pistachos, avellanas, cacahuetes y pipas. Pero, ¿qué pasa con los anacardos? ¿Alguna vez te has preguntado por qué siempre se venden sin cáscara? Es posible que no hayas caído hasta ahora y te estés preguntando la razón.

Y es que el caso de los anacardos es especial. La cáscara de este fruto seco es roja, y recuerda a la de un pequeño pimiento. Pero lejos de lo estético, la razón por la que se venden sin cáscara es porque contienen una resina tóxica que debe eliminarse para su consumo.

Por un lado, el culpable es el ácido anacárdico que se encuentra en la cáscara; y por otro, el urushiol, un aceite presente en el fruto crudo, que puede provocar reacciones alérgicas bastante graves, incluso solo con tocarlo. Por supuesto, también por ingestión.
La más común es la dermatitis alérgica de contacto, que puede manifestarse como una erupción con áreas rojas que pican, protuberancias en la piel, inflamación e incluso secreciones cutáneas, acompañadas de ardor intenso o hinchazón, dependiendo del caso.
                             
¿Por qué no son naturales a pesar de que se promocionan como tal?
Se suele optar por los frutos secos en su forma más natural, ya que es la manera más saludable de comerlos, y así aprovechar todas sus propiedades sin azúcares, sal o miel, que llevan los típicos mixes.
Los anacardos siempre están tostados, aunque sea un poco, para que con el calor se pueda deshacer su cáscara y por lo tanto, eliminar cualquier resto del aceite tóxico.
La próxima vez que veas una bolsa de anacardos etiquetada como 'naturales' o 'en crudo', sabrás que en realidad han pasado por un proceso de preparación. Por esto mismo, todos los anacardos que encuentras en el supermercado son seguros para el consumo, y no hay razón para evitarlos. Ahora, disfrutarás de estos frutos secos con un plus de conocimiento.

TELECINCO

Te puede interesar
Lo más visto