¿Cómo se llamaba antes la estación Gran Vía de Metro de Madrid? Esta es la historia de cómo cambió de nombre

Curiosidades 10 de julio de 2024 Yerandi Santana Yerandi Santana
f.elconfidencial.com_original_e97_aaa_d13_e97aaad13c9bb4327c0ccb5b6ab00157

La estación de Gran Vía, situada en el centro de Madrid, es uno de los puntos neurálgicos del metro madrileño. Su inauguración, el 17 de octubre de 1919, marcó un hito en la movilidad urbana de la capital. Este evento, presidido por el rey Alfonso XIII, permitió a los madrileños disfrutar de un acceso rápido y eficiente a una de las calles más importantes de la ciudad, la Gran Vía. Desde sus inicios, la estación ha sido testigo de la evolución de Madrid, adaptándose a las necesidades y cambios de cada época.

 Durante más de un siglo, la estación ha visto pasar millones de pasajeros y ha sido objeto de numerosas reformas y mejoras. La más reciente, realizada entre 2018 y 2021, transformó por completo su aspecto, convirtiéndola en una de las estaciones más modernas y accesibles de la red de metro. Esta renovación no solo amplió el vestíbulo principal a 2.000 metros cuadrados, sino que también integró elementos museísticos que permiten a los usuarios conectarse con la historia de la ciudad. Además, se restauró el icónico templete diseñado por Antonio Palacios, una réplica del original que había sido desmantelado en 1970.

A lo largo de su historia, la estación ha tenido un papel fundamental en la vida diaria de los madrileños y de los turistas que visitan la capital. La ubicación estratégica bajo la Gran Vía y su conexión con las líneas 1 y 5 del metro hacen de esta estación un punto de referencia imprescindible. Su diseño, tanto interior como exterior, ha sido siempre un reflejo de la arquitectura y el estilo de cada época, adaptándose a los cambios y necesidades de la ciudad.

¿Cómo se llamaba antes la estación Gran Vía?
La estación de Gran Vía no siempre ha llevado este nombre. Originalmente, cuando fue inaugurada en 1919, se conocía como Red de San Luis, en referencia a la plaza donde se encuentra. Este nombre duró poco, porque en 1920 pasó a llamarse Gran Vía, en honor a la famosa avenida que la sobrevuela. Este cambio reflejaba la importancia creciente de esta arteria principal de la ciudad.

 Sin embargo, durante la dictadura de Francisco Franco, en 1940, la estación experimentó un nuevo cambio de nombre. Se rebautizó como José Antonio, en homenaje a José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange Española. Este nombre se mantuvo durante más de cuatro décadas, hasta que, en 1983, con la llegada de la democracia a España, la estación recuperó el nombre de Gran Vía. Este cambio simbolizaba un retorno a la normalidad y al reconocimiento de una de las calles más emblemáticas de Madrid.

EL CONFIDENCIAL

Te puede interesar
Lo más visto