Hoy 4 de julio se cumplen 163 años del fusilamiento de Francisco del Rosario Sanchez

Efemérides 04 de julio de 2024 Yerandi Santana Yerandi Santana
Francisco-del-Rosario-Sanchez

¡Fusilaron a Francisco del Rosario Sánchez! Un prócer de la patria dominicana que mostró su oposición al plan del presidente Pedro Santana de buscar la anexión de la República Dominicana a España.

Su muerte se ejecutó un día como hoy, 4 julio, en El Cercado, en la provincia de San Juan, al sur de República Dominicana, junto a otros compatriotas que lo acompañaron en una incursión en 1861 para impedir el propósito que tenía Santana con el país en aquel entonces.

Sánchez, quien había sido encarcelado en 1859 y en su tercer exilio enviado Saint Thomas, dejó aquel lugar y entró al país por Haití para luchar contra la anexión.

 Según el libro ‘Camino de la gloria de Sánchez y la fundación de la República’ de Francisco Antonio Avelino, al llegar a suelo haitiano, Sánchez expresó su preocupación y luchó para impedir el “crimen que se pensaba ejecutar”.

“Santana va a anexar a Santo Domingo a España y yo vengo a impedir ese crimen, impidiéndolo, afirmo mi obra y garantizo la de ustedes. Por eso he venido a pedirles pase por las fronteras y recursos con que impedir la anexión que se piensa llevar a cabo”.

El padre de la patria recibió apoyo a primera instancia y reclutó dominicanos exiliados, acumuló pertrechos y armas y recibió fondos para la formación de una pequeña fuerza expedicionaria.

Su objetivo era avanzar a San Juan y atacarlo desde distintos puntos. Sin embargo, las lluvias impidieron los movimientos de las tropas revolucionarias. Y las presiones diplomáticas de los agentes de España en Puerto Príncipe, lograron que el gobierno haitiano retire el apoyo brindado a la revolución dominicana.

De acuerdo con el autor del documento, Sánchez fue comunicado de la posición del gobierno haitiano, pero se negó a retirarse.

“El hombre amaba demasiado su patria y no perdía la esperanza”, cita Avelino.

En su trayecto a cumplir con su misión de luchar por la patria dominicana y de mantener su palabra, Sánchez cayó en una emboscada en Hondo Valle, fue capturado y trasladado junto a otros a San Juan de la Maguana, donde fueron juzgados y condenados a muerte.

A la edad de 44 años, hace 162 años, uno de nuestro héroe fue fusilado. Sánchez, heroico y grande al morir, creador de la nacionalidad dominicana y primer soldado de la independencia.

Un estratega político

Fue un líder y estratega que tomó las riendas de la lucha tras la ausencia de Duarte y proclamó la independencia en la Puerta del Conde el 27 de febrero de 1844.

Su pensamiento político reposa en muchos documentos donde sobresale su modo brillante en los momentos cruciales de la historia del país, especialmente en la extinción del Estado dominicano entre 1844 y 1861.

En una publicación del Archivo General de la Nación, titulado, “Francisco del Rosario Sánchez, 1817-2017” señala que desde temprano destacó en la lucha independentista como el más activo y capaz. A pesar de que se considera que no forma parte de los fundadores de la Trinitaria.

“El que Sánchez estuviera o no presente en el juramento tomado por Duarte a los primeros ocho reclutados de la organización secreta revolucionaria carece de importancia. No cabe duda de que fue uno de los compañeros más próximos de Duarte, connotado por el fervor que le abrigó”, cita Roberto Cassá en el documento.

Momentos importantes

Las razones principales por las que se reconoce a Sánchez como Padre de la Patria radican, inicialmente, en sus méritos como trinitario y en haber leído la proclama que declaraba el nacimiento de la República Dominicana y predecir el gobierno provisional (la Junta Central Gubernativa), hasta ser desplazado por Tomás Bobadilla y su oposición a las ideas de Santana.

La pre-Constitución

El 16 de enero de 1844, en un ambiente menos tenso, se proclamó la pre-Constitución del pueblo dominicano. El “Manifiesto de los pueblos de la parte este de la isla antes Española o de Santo Domingo, sobre las causas de su separación de la República Haitiana”, mejor conocido como el Manifiesto del 16 de enero.

De acuerdo con el sitio web del Tribunal constitucional de la República, el documento no solo contiene un memorial de agravios de los padecimientos sufridos durante los 22 años que duró la invasión haitiana, sino que consta de una parte dogmática relativa a derechos y una parte orgánica, que se refirió a la composición del gobierno provisional (Junta Central Gubernativa).

El golpe del 27 de febrero

Según historiadores, el golpe del 27 de febrero fue obra de los trinitarios, y su planificación y ejecución fue dirigida por Sánchez. El 24 de febrero se celebró una reunión de conjurados prominentes para preparar el golpe.

El plan establecía que una parte se congregarían en la Puerta de la Misericordia y desde ahí confluirían con otros que se dirigirían a la Puerta del Conde, como punto de reunión para asumir el control de la ciudad y tomar la Fortaleza Ozama.

La primera República y el exilio

Posterior al grito de independencia, constituyó la Junta Gubernativa Provisional, lo que sería una especie de gobierno, que Sánchez dirigía, pero por voluntad propia dejo la presidencia el 29 de febrero.

Más tarde, el 22 de agosto de 1844, la Junta Central Gubernativa dictó una resolución que declaraba los jefes trinitarios traidores a la patria y los deportaba a perpetuidad. Junto con algunos de sus amigos, Sánchez fue embarcado hacia Irlanda entre los últimos días de agosto y los primeros de septiembre de ese año.

De familia humilde

Sánchez nació en un hogar humilde en que recibió una buena educación, de su madre Olaya del Rosario, quien le enseñó lo elemental y aprendió el oficio de "peinetero".

Luego estudió latín y filosofía con don Nicolás Lugo, estudios que continuaría con el padre Gaspar Hernández, sacerdote peruano emigrado a Santo Domingo y reconocido antihaitiano, de acuerdo con el portal ‘Biografías y Vidas’.

Un héroe en el corazón de los dominicanos

Según el historiador Juan Daniel Balcácer, Francisco del Rosario Sánchez, héroe de la independencia y mártir de la Restauración, nunca ha sido objeto de olvido por parte del pueblo dominicano.

Desde finales del siglo XIX se le venera, junto con Duarte y Mella, como uno de los tres Padres de la Patria.

“Tanto en los textos de historia como en la memoria colectiva, Sánchez ocupa un lugar cimero, y siempre será un paradigma digno de admiración para las nuevas generaciones”, consideró Balcácer.

Asimismo, dijo que el legado de Sánchez al pueblo dominicano fue su firme convicción nacionalista e independentista. Siempre que tuvo oportunidad luchó, hasta ofrendar su propia vida, para defender el derecho de los dominicanos a ser libres e independientes.

Clave para fomentar el legado de Sánchez

Balcácer, comentó que desde sistema educativo nacional debe fomentarse la difusión sistemática de la vida y obra no solo de Sánchez, sino de los demás prohombres que hicieron posible, primero la proclamación de la República, y luego la defensa y preservación de la soberanía nacional.

Destacó que el sistema educativo nacional debería reformular la enseñanza de la historia patria en las escuelas, de manera que la historia nacional se enseñe en todos los niveles del sistema educativo.

“Los estudiantes desde el nivel básico hasta la educación media o secundaria, reciban los contenidos necesarios que les permitan fortalecer su conocimiento del pasado dominicano. Así, tendrán mayor conciencia histórica y se forjarán una idea objetiva acerca de la identidad nacional”, culminó Balcácer

De acuerdo con el historiador, “los dominicanos no le hemos fallado al legado de nuestros Padres Fundadores”.

Expresó que a través de diferentes gestas históricas, a lo largo de la evolución de la República, muchos dominicanos han sabido defender el legado patriótico de nuestros prohombres, siempre que ha sido necesario.

Te puede interesar
Lo más visto