Resistencia antimicrobiana: una amenaza real

Salud 11 de julio de 2024 Yerandi Santana Yerandi Santana
neventoresistenciaantimicrobianaunaamenazareal

En el año 2050, la proporción total de muertes directamente relacionadas con la resistencia antimicrobiana (RAM) será superior a la sumatoria de los casos de cáncer y las víctimas de accidentes de tránsito, con una proyección de 10 millones anuales en el primer caso y 9.4 millones en el segundo.

Estas cifras no solo ponen en primer plano una problemática como la RAM, sino que nos desafía a encontrar otras aristas para poder intervenir, generando iniciativas intersectoriales, de país, de región y del mundo. Así lo considera el doctor Carlos Morales Pertuz, infectólogo miembro de la Asociación Colombiana de Infectología (ACIN), para quien “definitivamente, esta es una amenaza para la humanidad como especie”.

Durante su conferencia ‘Nuevos horizontes en resistencia bacteriana: estrategias actuales, como la vacunación, y futuras, como la inteligencia artificial’, en el evento científico académico con el que Colombia se unió a las actividades de la ‘Semana Mundial de Concientización sobre la RAM 2023’, el experto llamó la atención sobre el impacto de este peligro real, que creció seriamente durante la pandemia por la COVID-19.

“Tal vez el término resistencia antimicrobiana no tenga el impacto que queremos, en relación a la sensibilización que debería tener el tema para todos y cada uno de quienes trabajamos en salud, pero quienes percibimos las consecuencias y nos enfrentamos con la dificultad de tratamiento de los pacientes, conocemos a fondo lo que esto implica”, indicó el doctor Morales.

Se trata de “una de las amenazas mundiales, catalogadas como de gran seriedad, por todos los efectos que tiene el uso inadecuado de antimicrobianos no solo en salud humana, sino en sanidad animal y en el ambiente”, recalcó la doctora Gina Tambini, representante en Colombia para la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

Panorama incierto

Durante este encuentro científico, la doctora Pilar Ramón, coordinadora del Programa Especial sobre la Resistencia a los Antimicrobianos en la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en su charla ‘Enfoque centrado en las personas para abordar la RAM en salud humana. Oportunidades para reducir la RAM En Colombia’ recordó que en las Américas, antes de la pandemia, se registraron 569 mil muertes asociadas a la RAM, y cada vez hay patógenos con mayor relevancia e impacto en este campo, como la triada conformada por Staphylococcus aureus, Escherichia coli yKlebsiella pneumoniae.

Las infecciones del tracto respiratorio inferior, las del torrente sanguíneo, las peritonitis y las infecciones del tracto urinario son responsables de la mayor cantidad de muertes atribuibles a la RAM, dijo la doctora Ramón, quien destacó el trabajo de los laboratorios nacionales de referencia para conocer estos datos tan precisos.

Una labor de análisis, registro, consecución y validación de datos en la que ha participado Colombia con el Observatorio Nacional de Salud y el Laboratorio Nacional de Referencia del Instituto Nacional de Salud (INS), entre otras instituciones.

A través de la encuesta anual tripartita de autoevaluación nacional sobre la resistencia a los antimicrobianos (TrACsS) se ha podido establecer que cada vez más países cuentan con un Plan Nacional de respuesta a la resistencia antimicrobiana, “pero hay una brecha en su implementación”, indicó la doctora Ramón, para quien si bien estamos avanzando por buen camino, hay desafíos importantes como los temas presupuestales que permitan una financiación sostenible de los programas o evitar diagnósticos incorrectos o tardíos de las infecciones.

Otro reto está en cambiar la narrativa de la RAM e ir más allá de los datos y esto requiere “poner en el centro las necesidades de las personas” y por ello la OMS ha presentado un paquete básico de 13 intervenciones de salud humana, encaminadas a promover temas como las vacunas, el acceso al agua potable, las medidas de higiene adecuadas y la prevención de infecciones, y lograr la participación de la comunidad, la sociedad civil y el sector privado en la respuesta a la resistencia a los antimicrobianos.

Responsabilidad compartida

Los antimicrobianos son la piedra angular de la medicina moderna, que permiten atender las infecciones y salvar vidas humanas, pero también son utilizados para mejorar la salud animal, entre otros campos.

Por ello, “la protección de los antimicrobianos es responsabilidad de todos”, indicó el doctor Jarbas Barbosa, director de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), durante el saludo de bienvenida a este evento científico de conmemoración de la Semana Mundial de lucha contra la RAM.

¿Cómo hacerlo? “Mediante la estrategia de ‘Una Salud’, para abordar las amenazas a la salud desde la interfaz entre los seres humanos, los animales y el medio ambiente; una responsabilidad que juntos debemos asumir de manera holística”, precisó el directivo, quien aseguró que la OPS/OMS está muy comprometida en brindar apoyo para la investigación, la innovación y el desarrollo de nuevos antimicrobianos, promover la vacunación y el fortalecimiento de los laboratorios nacionales de referencia en los países, entre otros temas.

Adoptar un planteamiento multidisciplinar e intersectorial para abordar esta problemática, como se viene haciendo, también fue un tema que destacó la representante a.i. de FAO Colombia, Maya Takagi, en especial las acciones de protección a sistemas como los alimentarios y la implementación del Plan Nacional de Resistencia a los Antimicrobianos que viene trabajando Colombia.

“Sabemos que alimentar de forma sostenible a una población mundial en aumento depende de cómo podemos proteger nuestros sistemas alimentarios de amenazas crecientes como la RAM, que provoca enfermedades en seres humanos, en especies animales y plantas, cada vez más difíciles o imposibles de tratar, comprometiendo la producción animal y desestabilizando la seguridad alimentaria de la población”, señaló, a la vez que agradeció el compromiso de todos los sectores y reiteró el propósito de FAO de “promover respuestas multisectoriales coordinadas, investigación y vigilancia, y prácticas de producción eficaces”.

OPS

Te puede interesar
Lo más visto