Orbán está en Ucrania para reunirse con Zelenskyy en su primera visita desde el inicio de la guerra

Internacionales 02 de julio de 2024 Yerandi Santana Yerandi Santana
descarga (44)

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, estaba en Kiev el martes para reunirse con el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, en su primera visita al país desde la invasión a gran escala de Rusia en febrero de 2022.

El jefe de prensa de Orbán confirmó a la agencia noticiosa húngara MTI que el mandatario había llegado a la capital ucraniana por la mañana para las conversaciones. Bertalan Havasi apuntó que el principal punto de la reunión será la oportunidad para lograr la paz mientras Ucrania lucha contra la invasión rusa.

Funcionarios en Kiev no confirmaron la llegada de Orbán.

La visita del líder húngaro es un inusual gesto en una relación marcada por las tensiones. Conocido por ser el mayor aliado del presidente de Rusia, Vladímir Putin, en la Unión Europea, Orbán ha bloqueado, demorado o diluido de forma sistemática los esfuerzos del bloque para ampliar la ayuda a Ucrania y para sancionar a Moscú por la guerra, molestando tanto a Zelenskyy como a otros líderes europeos.

Además, lleva años acusando a Kiev de maltratar a la minoría de etnia húngara en la región occidental de Zakarpattia, una comunidad a la que ha utilizado para justificar su negativa a proporcionar armas al país o a permitir su entrada al territorio ucraniano por su frontera.

El ciclón Freddy que golpeó África el año pasado fue el más largo jamás documentado, según la ONU
       
Ataque nocturno deja 9 muertos en Jan Yunis horas después de la orden de evacuación de Israel
       
Rey de Holanda nombra al nuevo gobierno 7 meses después de elecciones ganadas por la ultraderecha
El autodenominado líder “antiliberal” ha sido acusado durante mucho tiempo por sus socios comunitarios de desmantelar las instituciones democráticas en su país y de actuar como un saboteador obstinado de las principales prioridades políticas del bloque.

La UE ha congelado más de 20.000 millones de dólares en financiación para Budapest por supuestas violaciones del Estado de derecho y por corrupción, y Orbán ha realizado numerosas campañas de comunicación contra el bloque, presentándolo como una organización sobrecentralizada y represiva.

La visita se produce un día después de que Hungría asumió la presidencia semestral rotatoria de la Unión Europea, un cargo con poco poder real pero puede emplearse para marcar el tono de la agenda del bloque. Las autoridades húngaras indicaron que actuarán como “intermediarios honestos” en el puesto, a pesar de que algunos legisladores comunitarios temen que el historial democrático de Budapest lo incapacite para llevar las riendas de UE.

La visita del mandatario húngaro coincide con sus esfuerzos para reclutar más miembros para una nueva alianza nacionalista que espera que se convierta pronto en el tercer mayor grupo de derechas en el Parlamento Europeo. El domingo, Orbán se reunió en Viena con los líderes del Partido de la Libertad austriaco, de ultraderecha, y con la principal formación opositora en República Checa, para anunciar la formación del nuevo grupo, “Patriotas por Europa”.

Necesitan convencer a legisladores de al menos otros cuatro socios comunitarios para formar con éxito un nuevo grupo en el Europarlamento luego de las elecciones de junio. Los partidos nacionalistas de derechas del bloque afianzaron su posición en los comicios, pero las diferencias ideológicas por la guerra en Ucrania y la cooperación con Rusia han evitado una colaboración más estrecha entre las formaciones.

AP

Te puede interesar
Lo más visto